Parque NacionalAlerce Andino

Parque Nacional Alerce Andino

Los árboles que habitan el Parque Nacional Alerce Andino son herederos de antiguos linajes.

Esta eco-región se mantuvo aislada del hielo que cubrió la zona hace 12 mil años, conformando bosques que hoy son un ícono mundial por su endemismo: una de cada tres especies no se da en ningún otro lugar del planeta.

El Parque Nacional Alerce Andino

es un área natural protegida en Chile, situada en la región de Los Lagos, a unos 46 km de la ciudad de Puerto Montt.

​​Forma parte de la Reserva de la Biósfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes.

El Parque Nacional Alerce Andino es un patrimonio natural que tiene la humanidad. Tiene una extensión de 40 mil hectáreas, de las cuales alrededor de 20 mil corresponden a bosques de alerces que se encuentran en las zonas montañosas correspondientes a la región de Los Lagos.

El alerce es un árbol que siempre está verde. Su corteza es de color castaño, su madera rojiza, blanda, liviana e impermeable, por lo que nunca se pudre.

Antiguamente se lo utilizaba para la construcción de viviendas, barcos de ultramar e incluso de aviones. Basta con observar los frentes de las casas del sur de Chile, para darnos cuenta de que sus paredes y techos están revestidos de unas pequeñas tejuelas, todas del mismo tamaño, hechas con alerce y conocidas como tejuelas de alerce. Si bien resultan vistosas, hoy son una clara muestra de los daños irrecuperables que el hombre ha causado a la naturaleza.

El alerce sólo crece un centímetro cada quince años y sin embargo, estos árboles llegan a superar los cincuenta metros de altura y a vivir más de 4000 años. Por algo se los llama “libros abiertos”, ya que sus grandísimas vetas posibilitan a los científicos leer los cambios climáticos y geológicos que se han producido durante los últimos miles de años.

Sin embargo, y aunque resulte paradójico, su madera todavía continúa siendo utilizada por la industria maderera, a pesar de que el alerce sea considerado por todos como el “venerable anciano” de los bosques sureños. Y de las 260 mil hectáreas de bosques de alerce que quedan, sólo 42 mil hectáreas se hallan protegidas por el Estado Chileno.

La posibilidad de poder avistar fauna autóctona típica del sur de Chile es otra de las máximas a las que aspiran los visitantes que lo recorren. Pudú o venado chileno, pumas, güiñas, zorros, vizcachas y monitos del monte son algunos de los mamíferos que suelen cruzarse ante los turistas durante las caminatas. Entre las aves, se destacan el cóndor, el carpintero negro, el huet-huet, el martín pescador, el peuco, el pato real, el caiquén y el cantor chucao.

Húmedo como ninguno, con colores y olores especiales, sus bosques vírgenes, sus altas montañas, sus caídas de aguas en este Parque Nacional  permite a los visitantes adentrarse en el corazón del Parque Nacional Alerce Andino que esconde en su interior al milenario alerce, el verdadero señor de los anillos.

Actividad

A 1 hora de trekking de dificultad media / baja se recorren 4.000 mts. de bosque,bordeando el río Chaica y acompañan esta caminata escuchar y poder ver chucaos,picaflores, sapos, arrayanes, coihues y muchas otras especies vegetales y de aves… para llegar al salto del Río Chaica… impresionante salto que lleva gran cantidad de agua y con mucha fuerza… hay pasarelas y luego siguiendo una escalera entre medio del bosque se llega al Alerce Milenario de 2.500 años… enorme ejemplar de una belleza única…. ida y vuelta este recorrido de casi 8,5 km toma cerca de 3 horas. Un imperdible para quienes gustan y disfrutan de la naturaleza….

Valor por persona: $ 34.500

Contáctanos